Economia

publicidad
16 de mayo de 2013 • 06:42

Las estrellas de "El gran Gatsby" deslumbran en la apertura de Cannes

ZONAS - América del Norte - EE.UU

 

CANNES, Francia (Reuters) - El festival de cine de Cannes evocó el miércoles "los locos años veinte" con el glamuroso estreno de "El gran Gatsby" dirigido por Baz Luhrmann y completado con bailarines que con sombrillas evitaron la lluvia sobre al alfombra roja.Nicole Kidman, miembro del jurado en el mayor festival de cine del año, lució un vestido de color blanco bordado con flores de primavera mientras recorría su camino hacia el Gran Teatro Lumière y posaba delante de los flashes de las cámaras y de unos fans expectantes."¡Me va a llevar el viento! Me siento como Mary Poppins", bromeó la actriz australiana.Ella y los otros ocho miembros del jurado encabezado por Steven Spielberg deberán decidir al final de los 12 días que dura el festival quién gana la codiciada Palma de Oro a la mejor película, uno de los premios más deseados en la industria del cine aparte de los Oscar.El elenco de "El gran Gatsby" llegó entre aplausos y con todos los ojos puestos en Leonardo DiCaprio, quien interpreta al multimillonario misterioso Jay Gatsby en la adaptación de la novela de F. Scott Fitzgerald de 1925.La actriz británica Carey Mulligan, quien interpreta a Daisy, lució un escotado vestido de color rosa, mientras que el veterano de Bollywood Amitabh Bachchan, quien hizo su debut en Hollywood en la película, deslumbró con una chaqueta negra con lentejuelas.Dentro del inmenso teatro, y lejos de la lluvia, Spielberg recibió una sonora ovación antes de presentar al jurado."Espero sorprenderme, espero emocionarme", dijo, en referencia al total de20 películas que optarán a los premios del festival que finaliza el 26 de mayo.La elección de "El gran Gatsby", que no compite, para la prestigiosa inauguración en Cannes sorprendió a algunos ya que es raro que el festival no abra con un estreno mundial.La película del director australiano, conocido por sus producciones extravagantes, se estrenó en Norteamérica la semana pasada.DiCaprio ha recibido alabanzas por su actuación en esta producción de 105 millones de dólares, con banda sonora del rapero Jay-Z, pero varios críticos han dicho que era un caso del estilo sobre la sustancia."Una de las cosas más poderosas sobre esta novela es que todavía es discutida casi 90 años después", dijo DiCaprio en una conferencia de prensa, tranquilo a pesar de la legión de periodistas y fotógrafos que seguían cada uno de sus movimientos.Luhrmann permaneció impasible ante sus detractores, sobre todo porque la película recaudó 51 millones de dólares, una cifra mayor a la esperada.Los cielos nublados no detuvieron a los fans y viandantes que llenaban los cafés alrededor del edificio principal del festival, mientras docenas de yates amarrados en el puerto cercano se preparaban para dar la bienvenida a sus pudientes invitados.

Reuters